lunes, diciembre 01, 2014

Melgar salió por la "puerta falsa"

Melgar cerró su año 2014 con la mirada en el suelo. Perder como lo hizo ante Alianza Lima no llama a la suspicacia, sino corrobora lo débil que ha sido este equipo de local en una campaña que - contradictoriamente - ha sido la mejor en las tres últimas décadas.
De 21 partidos en el "Monumental Arequipa" en este 2014 (Inca, Apertura y Clausura), se empataron 9 y se perdieron 2, es decir, más de la mitad fueron resultados adversos. Entonces, ¿era poco factible perder ante Alianza? para un equipo que ha cedido puntos imperdonables y que nunca se ha sentido cómodo de local.



Quizá la bronca que se respira tras este 2-3 no gira alrededor de lo que la tribuna piensa que fue "echada", sino por ratificar que hasta el último aire del torneo, Melgar ha sido incapaz de demostrar esa jerarquía que tanta falta le ha hecho para ser sólido y contundente.
Ante Alianza, Melgar demostró todas sus falencias y virtudes. Salió envalentonado, tuvo reacción cuando le voltearon el partido, pero también estuvo flojo de convicción y solvencia para defender su arco, y fue su peor partido en definición.
En la tribuna se vio a un equipo que no quiso ganar, en la cancha los jugadores sienten que es injusto pensar en una "echada" por cómo se entregaron y para Reynoso simplemente fue otro mal partido de local.

Cuesta se enoja porque le rompieron el short


Este 2-3 no deja nada para rescatar, por donde se lo mire brota la suspicacia. Y es que el triunfo grone y el empate de Cristal en Chiclayo, deja las cosas en un panorama favorable para las aspiraciones rojinegras de llegar a una preLibertadores. 
Alianza y Cristal juegan el miércoles para definir el título del Clausura, si campeona Alianza le cederá ese cupo a Melgar, que ha terminado primero en el acumulado empatado con los victorianos con 52 puntos, pero con la diferencia de que el punto  o dos puntos que le dará el miércoles la reserva lo encumbrará como ganador de la sumatoria del Apertura y Clausura.
El sinsabor del hincha nace porque siente que su equipo no fue honesto. Y es que es preferible morir de pie y vivir esperanzando en un futuro de definirán terceros.
Melgar ganando y con la Sudamericana en el bolsillo, se hubiera retirado de la cancha entre aplausos, pero se fue perdiendo, con la cabeza gacha pero  con aspiraciones a "algo más".
No lo quiso ganar piensan muchos cuando ven el resumen por la TV del ramillete de goles que se perdieron Cuesta, Fernández, Hohberg y Minzum Quina. Y cuando tratan de buscar una explicación a los cambios que realizó Reynoso: sacó a Zúñiga y Fernández.
Pero esa mezquindad provocada por la amargura no tiene asidero. Melgar salió a ganar, impuso condiciones, tuvo para golear a un rival inferior no solo en número por la expulsión del ingresado Costa, sino porque futbolísticamente lo pasó por encima pero perdió puntos como anteriormente lo ha hecho en empates o en la derrota frente a la "U" en el torneo del Inca.
Toma que te doy
Antes del gol de Bernardo Cuesta a los 44´, ya Melgar había asustado el pórtico de Forsyth. Zúñiga con frentazos desviados y remates que sacó el portero, con un gol anulado a Hohberg y otro que desperdició Rivas en posición adelantada, ratificaban la intención de los rojinegros de despedirse bien de su hinchada.
Es más, Cuesta en una de esas jugadas que quedan para la discusión, sufre la ruptura de su short en un forcejeo con el defensa Araujo. El argentino como siempre se mostró colérico y temperamental no solo en su juego sino también cada vez que sentía que el rival le ponía la pierna fuerte.
Lo de Alianza pasaba por alguna genialidad que nunca llegó de Cueva o una aparición del armenio Mauro Guevgeozián. Más que eso no propuso Sanguinetti.
Con el 1-0 en el complemento por la forma como salió a jugar Melgar solo se esperaba la consolidación del triunfo. Es más, Costa que ingresó en Alianza fue expulsado por agredir a un recojebolas. 
La mesa estaba servida para consolidar el triunfo, pero lo único que se consolidó fue la falta de convicción para aumentar el marcador. 
Todos esperaban el 2-0, pero lo que llegó primero fue el 1-1 de Mauro a los 22´ST, luego a los dos minutos Landauri colocó el 2-1 de potente remate esquinado que hizo inútil la estirada de Butrón.
En dos minutos, Melgar había pasado de ganador a perdedor. Pero las emociones seguirían. A los 26´ el ingresado Minzum Quina hace una jugada de antología y saca un zapataso al primer palo de Forsyth para el 2-2.
El promedio era bueno. En seis minutos tres goles. Y hubiera sido mucho mejor, si Cuesta hubiera anotado alguno de los dos manos a manos que tuvo, o Hohberg en vez de tratar de anotar un golazo simplemente hubiera metido un puntazo cuando quedó bien perfilado. Ya a esas alturas Zúñiga y Fernández habían dejado la cancha.
Esa decisión de Reynoso que luego justificó con "cuidar la integridad física" de sus jugadores, le costó mucho. Minzum tuvo una más pero el portero victoriano no lo dejó definir bien.
Y nuevamente todo el estadio pensaba que iba a caer el 3-2 a favor del dominó, pero fue todo lo contrario. Un córner y Mauro está solo ante la inútil marca de Lampros y Balta. Mete un frentazo y a celebrar con llanto. El milagro en Arequipa se concretaba a los 42´ST.
SIN SABOR
Al escuchar el pitazo final los jugadores de Alianza comenzaron a jugar el partido de Chiclayo. Fue recién cuando se enteraron que Cristal había empatado que se inició la fiesta en la tribuna norte y en el vestuario aliancista.

En tienda del frente, no hubo muchas caras largas en Melgar. Algunos cambiaron camisetas, otros simplemente caminaron rápido a su túnel, en fin. Tampoco la derrota no la sintieron tanto como lo hizo la gente que fue a verlos ganar, porque aún queda latente la posibilidad de ir a una preLibertadores.
Que los jugadores le hayan  dado la mano a Alianza con intención es una afirmación poco serie, que Reynoso haya hecho malos cambios para que el rival se agrande en la cancha es apresurado tomando en cuenta que el técnico dominó en lo que más ha fallado es justo en eso: hacer cambios. Cuántos puntos ha perdido Melgar en Arequipa debido a que Juan no lee bien los segundos tiempos. 
De ahí en más es jalarse de los pelos inútilmente. Melgar simplemente ratificó lo que hizo todo el año: ser un mal local, pero eso en resumen no le quita el mérito de haber hecho un campañón con clasificación a Sudamericana asegurada y con posibilidades de aún llegar a una pre Libertadores.
Alineaciones
Butrón, Balta, Villamarín, Lampros, Hohberg, Arias, Hernández, Rivas, Zúñiga, Fernández y Cuesta. Cambios: Vásquez x Fernández, Minzum x Zúñiga, Neyra x Arias.
Alianza: Forsyth, Guizasola, Ibáñez, Araujo, Trujillo, Miguex, Atoche, Landauri, Aguirre, Cueva y Guevgozián. Cambios: Costa TR x Guizasola, Cedrón x Cueva, Montes x Aguirre.
Arbitro: Víctor Hugo Carrillo.
Publicar un comentario