lunes, enero 19, 2015

Mendaña arma la base física para el 2015

Exigente, es el sello de Mario Mendaña. Enemigo de la improvisación y el desorden, el preparador físico de Melgar maneja la parte más “fea” de la pretemporada con precisión casi quirúrgica.

“Con nuestra metodología y con la concentración de ellos (jugadores) se puede hacer cosas importantes. El año pasado  se demostró que podemos obtener un buen nivel pero eso requiere de mucha contración y predisposición”, explica el uruguayo.
Lo hecho en el 2014 es un buen antecedente para afrontar el año más importante en la historia del club, el Centenario.

“Estamos en pleno trabajo duro, estamos haciendo cargas importantes. El grupo está mentalizado y los jugadores trabajan con muchas ganas”, afirma con satisfacción.
No es mucho de reir ni tampoco de bromear cuando está al frente de la prensa pero se nota la empatía que guarda con los jugadores. Ahí también radica el éxito de su trabajo.
Esta semana termina la parte dura para dar paso “al afinamiento del equipo con amistosos para ir soltando el equipo”.

No le preocupa que el plantel esté incompleto, aún falta un arquero y un atacante. “Cuando lleguen se evaluarán y si no son de altura se tendrán que adaptarse. Hay jugadores importantes que llegan en distintos momentos y si hay que hacer el trabajo especial individualizado con ellos se hace”.​
Publicar un comentario