lunes, agosto 24, 2015

El Niño dejó sin Dakar a Perú

Por intermedio de un comunicado de prensa que dejó frío al ASO, el gobierno peruano a través de su Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) oficializó la decisión de no ser parte de la organización del Dakar 2016 debido a que el estado priorizará destinar recursos económicos a mitigar los efectos de la corriente de El Niño.

“En vista del impacto que el Fenómeno del Niño podría tener en distintas zonas del país; y, en previsión a los efectos en la población como consecuencia del mismo, se ha decidido cancelar la participación en los eventos automovilísticos Dakar Series 2015 y Rally Dakar 2016”, apuntó en un comunicado informó el diario Gestión.
Esta decisión no ha caído del todo bien al ASO, responsable histórico del esta competencia, y también, vía su página web, publicó un comunicado donde reconoce la posición peruana y añade que también ha sido cancelado el pre-Dakar, el Desafío Inca, que debía disputarse la primera quincena de setiembre.
Para la edición 2016, el Dakar tenía pensado partir de Lima, pasar por Ica, Arequipa y Puno para ingresar a Bolivia y tener como meta Rosario (Argentina).
Pilotos como Fernando Ferrand hijo mostró su incomodidad e indignación por una decisión que deja mal parado a Perú a  nivel internacional. "Por dónde se le mire es una mala decisión que nos deja muy mal. En el momento en que el país debe dar una buena imagen a nivel internacional toma una decisión que nos deja mal parados como país", declaró a RPP.
"Para mí - siguió - es una cortina de humo para ocultar los problemas como los de las agendas y otros problemas que hay como país como Conga, Tía María".
Perú no solo queda mal parado sino que también pierde la posibilidad de recibir una buena inyección de dinero producto de la maquinaria económica que significa tomar parte del Dakar. "Si se invierte 5 millones, el país como tal gana 20 millones. Además perdemos la posibilidad de que nos vean en todo el mundo, perdemos la posibilidad de promocionarnos como país y vender una buena imagen".
Varios pilotos nacionales también se han quedado con los crespos hechos. "Uno invierte mucho dinero, tiene compromisos pactados con auspiciadores", explicó.
Participar en el Dakar significa gastar, solo por derechos de participación, más de 40 mil euros, sin tomar en cuenta la preparación de la máquina (coche, motos o quads), la preparación de la tripulación, del auxilio, etc. Millonada inversión para participar en el rally más importante del mundo.
La ASO se quedó en el aire. Tendrá que realizar una nueva hoja de ruta y como plazo máximo la segunda quincena de setiembre para presentarla.
Chile tomó una posición similar en abril. Renunció a tomar parte del Dakar 2016 para reconstruir las ciudades que fueran afectadas por los aluviones que dañaron la zona norte del país mapocho. 
Publicar un comentario