domingo, agosto 23, 2015

Le quedan dos balas

A Melgar le quedan aún dos balas para clasificar a los play off final y tentar el objetivo trazado en su Centenario: el título nacional. No pudo con el Inca y tampoco en el Apertura, pero todavía para suerte de Juan Reynoso y su "dream team" no está echada. Quedan dos opciones: Clausura o ser el mejor en el Acumulado.
Aún las esperanzas de coronar sus cien años de vida como campeón no están descartadas pese al sin sabor que se debe sentir tras haber hecho un esfuerzo enorme y meritorio en Chiclayo para dar vuelta a un 0-2 en contra y terminar ganando 3-2 (un gol de Zúñiga y dos de penal de Minzum) a Aurich en uno de los partidos más importantes que el dominó ha brindado en estos últimos años.
Y no es por un desmesurado dote de habilidades futbolísticas sino porque Melgar hizo lo que tenía que hacer sin pensar en lo que sucedía en el Monumental de Ate entre Universitario y Cristal. 
Depender de terceros de por sí ya te conmina a no ser dueño de tu futuro pero el dominó en ese sentido ha madurado. Hizo su trabajo en Chiclayo, ganó, pero no alcanzó. Ya el desenlace en Lima es harina de otro costal donde también habría que meter a Cristal y el cupo que ganó merecidamente para jugar el play off.
Lo de esta tarde en Chiclayo resume ese spring final que el dominó tuvo a partir de la fecha 9 (12 de julio) cuando ganó de local 2-1 al Alianza Sullana. Han sido siete fechas, descansó en la F13 descanso, en las cuales se mantuvo invicto y sumó 20 puntos, de los 30 que logró acumular al final del Apertura.
Las matemáticas sin simples. En las ocho primeras fechas, a duras penas el equipo sumó 10 puntos (cuatro empates, dos triunfos y dos derrotas) y en las ocho restantes sumó 20 puntos, el doble de su producción: seis triunfos y dos empates.
Coincidentemente este repunte se produjo cuando Reynoso tomó la decisión de depurar de su plantel principal a jugadores que no acataban sus órdenes o no compartían su forma de interpretar su mensaje futbolístico. Alva, Nelinho, Hernández y el mismo Galliquio han sido desaparecidos del primer equipo, fueron relegados a la reserva y eso lo obligó a acelerar el proceso de juveniles como Arce, Gonzáles Vigil, Arias, Torres, Marcos, Acasiete; este último con algunas temporadas más de experiencia profesional; que le han dado otra lozanía al maduro rostro dominó.
Ese mensaje si caló hondo en los experimentados. Fue el punto de quiebre para que el plantel entendiera que Reynoso manda pese a sus desconcertantes decisiones futbolísticas que a  más de un hincha le han malogrado el día.
Los resultados mandan y Juan lo sabe. El equipo desde el 12 de julio no ha perdido en el torneo local pese a que en algunos partidos hizo demasiados méritos para perder pero esto es fútbol y en el balance final solo mandan los números.
A Melgar nadie le va a resolver sus problemas. Era inocente pensar que la "U" le daría por voluntad propia la mano al dominó haciendo un gran partido para derrotar a Cristal. Así no funciona el fútbol y menos en el Perú. Acá hay favores que se pagan luego, concesiones que se facturan a futuro, todo maquillado en la frase "esto es fútbol".
Y eso lo ha entendido Reynoso. Ya son dos años frente a Melgar y lo tiene tatuado en su cabeza. Su equipo podrá hacer méritos pero le costará mucho salir campeón, tendrá que ser mejor y no solo serlo sino plasmarlo fuera y dentro de la cancha, para lograr el objetivo. No hay de otra, si quieres campeonar tendrás que luchar contra todo y todos, pero primero se debe vencer los propios miedos, esos temores escudados en excusas y justificaciones que se toman como pataletas del derrotado.
Si quieren cambiar el fútbol peruano, ese pensamiento enquistado en el ADN del sistema, si se debe cortar de raíz un mal que nació en 1966 primero hay que estar arriba en la cima para que te escuchen, para que te miren y te tomen en serio, sino la historia será la misma, una constante de fracasos y sin sabores.
A este Melgar que a muchos no le gusta, que perdió su mística al convertirse en un club como los demás provincianos, lleno de jugadores limeños, figura que la dominó siempre rechazó ahora es real, y se palpa a simple vista. Será el costo que tendrá que pagar esta institución centenaria para que en un futuro recobre esa identidad que siempre lo distinguió de los demás.
Ya a estas alturas, el equipo debe estar de retorno a Arequipa pensando en el debut en el Clausura ante San Martín en Lima.
Quedan dos balas. La primera opción es ganar el Clausura y como viene el equipo es una posibilidad viable, al menos es seguro que luchará esa opción. La otra es ser el mejor en el Acumulado (puntaje del torneo Apertura sumado al del Clausura) y ahí la cosa pinta mejor. Un plus  es la reserva que ganó por mejor diferencia de goles el Apertura y le dará un punto de bonificación para la tabla del Acumulado. 

ESTE FUE MELGAR EN EL APERTURA
1. MELGAR 1-1 SAN MARTÍN
2. LEÓN DE HUÁNUCO 0-3 MELGAR
3. MELGAR 1-0 SPORT HUANCAYO
4. REAL GARCILASO 1-0 MELGAR
5. MELGAR 2-2 SPORT LORETO
6. UNIVERSITARIO 0-0 MELGAR
7. MELGAR 0-0 SPORTING CRISTAL
8. UNIÓN COMERCIO 1-0 MELGAR
9. MELGAR 2-1 ALIANZA ATLÉTICO DE SULLANA
10. UTC 0-0 MELGAR
11. MELGAR 1-0 AYACUCHO FC
12 CIENCIANO 1-3 MELGAR
13. DESCANSÓ
14. MELGAR 3-1 ALIANZA LIMA
15. MUNICIPAL 1-1 MELGAR
16. MELGAR 2-0 VALLEJO
17. AURICH 2-3 MELGAR
Publicar un comentario