martes, noviembre 24, 2015

Película repetida

Celebración adelantada por un empate que, haciendo números, sirve  poco.
Melgar ya no depende de sí mismo. El empate (2-2) de esta tarde en el Alberto Gallardo de Lima ante Cristal, lo deja a merced de los resultados que mañana puedan lograr Huancayo y Real Garcilaso.

Otra vez el equipo de Reynoso depende de otros para completar un trabajo que no pudo hacer por sí mismo. No es una historia reciente, es una historia que nació décadas pasadas y que se ha convertido en una cicatriz imborrable.
Melgar no se encuentra en esta situación por este empate, sino por los puntos que dejó ir ante Municipal en Arequipa y por la olvidable presentación que hizo el sábado último en Trujillo.
Esa jerarquía que escaseó en el Mansiche norteño, apareció en el Rímac. Que tal cambio de actitud. Otro Melgar y eso vino de la banca. Cuando Reynoso manda a jugar a su equipo, este se suelta y hace partidos como el de ayer donde jugó como local ante un rival que también te da golpes pero se descubre para que lo fajen.
Rojinegros enviaron un mensaje al ídolo Eduardo Márquez: Fuerza Patato.
¿Cuestión solo de actitud?, no. Reynoso no es un gran motivador, es un estratega que falla recurrentemente cuando mira la calculadora, cuando trata de arropar un resultado con los dientes. Cuando piensa así, cuando flota su personalidad conservadora, terca y mezquina, pasa cosas como la de esta tarde.
Un mal cambio, el empate de Cristal y ahora el equipo se siente en el limbo. 
Buen planteo desde el inicio. Melgar llenó los ojos hasta a los que tienen tirria por la rojinegra. Simplemente se adueñó del Gallardo, jugó, rotó el balón, hizo sus acostumbrados cambios de balón con pases de 40 metros, sencillamente jugó al fútbol.
El 0-0 del primero tiempo fue tacaño. El dominó debió por lo menos irse con el uno a cero por todo el desgaste que hizo ante un Cristal que perdió muy temprano a su hombre orquesta: Lobatón (lesionado).
En el complemento se repitió la figura. Melgar dueño de la pelota y Cristal desesperado por recuperarla. A los 58´ "Cachete" Zúñiga puso el 1-0 para poner un pie y medio en los play off, pero la alegría duró muy poco. Da Silva, tres minutos después, anotó el empate.
Ya con Arce en el campo de juego, las vías para seguir creando peligro estaban libres y producto de esa ambición por el triunfo llegó el 2-1 nuevamente de las manos de Zúñiga que convirtió su tanto 102 con la dominó.
Nuevamente arriba en el marcador y con el rival a su merced, era lógico que se busque dar la estocada final, mantener el resultado pero teniendo a Cristal preocupado en su zona neurálgica: defensa.
Pero Reynoso no recordó esa máxima: "para ganar hay que arriesgar". Se dejó guiar por su libreto, ese que tantas veces lo ha hecho fallar. Sacó a "Cachete" para poner a Galliquio. Al caballo que tenía en la cancha le puso herraje de plomo. No conforme con eso, y cuando faltaban todavía 20 minutos por disputarse desarmó su ataque. Hizo ingresar a Uribe (lateral) por el colombiano Omar Fernández.
Indirectamente le quitó responsabilidad a la defensa cervecera. Con Cuesta como único hombre en punta fue más cómodo para Cristal resguardar su arco y mandar todo su arsenal en busca de la igualdad que lograría a los 76´por intermedio de Alberto Rodríguez.
En frío el punto no es malo pero nuevamente es producto de malas decisiones que nacen en la banca de suplentes.
Melgar tendrá que estar hoy bien prendido de los resultados que logren Sport Huancayo en su visita a la San Martín y Real Garcilaso cuando enfrenta a Aurich en Chiclayo.
Para volver a depender de sí mismo, Melgar tiene que cruzar los dedos para que los huancaínos y cusqueños pierdan. Pero también tendrá que esperar el resultado del jueves entre Cristal y Alianza Lima.
Si Huancayo gana prácticamente le habrá quitado la posibilidad de campeonar en el Clausura y si Real lo hace lo empatará en el Acumulado. Pero aún hay más, si Cristal ganar a Alianza también estaría cerca del campeonar en el Clausura, que de conseguirlo clasificará directamente a la final nacional dejando solo dos cupos libres: uno ya ocupado por Vallejo (ganador del Torneo del Inca) y el otro por el ganador del Acumulado. Solo queda apretar los dientes.

Publicar un comentario