domingo, enero 03, 2016

"Moncho" vino armado

A Melgar lo liga algo más que un simple cariño. Jesús Arismendi (28) retornó al club que lo crio futbolísticamente, hablando, en el que pasó momentos alegres y también duros, muy duros; en fin con la rojinegra existe una relación muy especial.

Quizá más aún porque nació un 25 de marzo, el día del aniversario del club centenario. “A Melgar le tengo mucho cariño”, resume el arequipeño a su retorno, luego de cuatro años, al club dominó.
La última vez que visitó su camiseta fue en el 2011, antes lo hizo del 2005 al 2009. Estas últimas cuatro pretemporadas las pasó entre Sport Boys, UTC de Cajamarca y Ayacucho FC.
Ya maduro y con una familia constituida pega la vuelta. “El año pasado hubo la posibilidad de regresar pero decidí quedarme en Ayacucho, ahora se dio y vengo a aportar a un equipo que tiene un año bastante competitivo”.

Eso lo enamoró más. Jugar la Libertadores, la posibilidad de mostrarse internacionalmente y también estar en vitrina para la selección nacional son otros factores que favorecieron su retorno.
“Es un sueño jugar la Libertadores, también el hecho de mostrarse internacionalmente porque pienso que puedo jugar en el extranjero y también quiero tener una posibilidad en la selección”.
Experiencia internacional tiene. “Jugué dos Sudamericanas, una con Vallejo y la otra con Inti Gas (ahora Ayacucho FC). Además clasifiqué a otros dos con Vallejo y UTC. El nivel internacional es otra cosa”.
“Vamos a tener al frente a rivales como Colo Colo y Mineiro que son equipos coperos con mucha experiencia pero sé que preparándonos bien les podemos hacer competencia”.
Jesús Arismendi llega más cuajado y pondrá su cuota arequipeña en un equipo al que le falta ese condimento. “Vengo a aportar. Hay un buen grupo, ya conformado. Espero ser útil”.



Publicar un comentario