miércoles, marzo 09, 2016

Melgar perdió la magia

Melgar toca fondo cuando apenas ingresa a la piscina. Otro traspié más, esta vez en el torneo local, lo coloca en una situación incómoda si hablamos de resultados y preocupante si se ve desde la óptica futbolística. El 1-2 en Lima ante San Martín ha detonado la inconformidad hasta a los que dieron crédito libre a este plantel.

Se ha ido degenerando la imagen que el dominó se ganó el año pasado. La Copa Libertadores y el Apertura a la vez ha sido mucho para Juan Reynoso y sus pupilos. No se ha ganado en casa en lo que va del año, solo se logró un empate y dos derrotas. De visitante, donde las cosas pintaban mejor, se consiguieron dos triunfos, un empate y una derrota. De siete partidos (21 puntos) solo ha sumado 8 puntos, una producción preocupante si el objetivo es retener el campeonato.

Pero si los números preocupan, futbolísticamente el panorama es peor. De mal en peor, podría conceptualizar la evolución o, mejor dicho, involución que se ha experimentado no la pensaba Reynoso ni en sus peores sueños.
Melgar comenzó el año ganando en Cajamarca y Ayacucho, con presentaciones destacadas pese a perder ante Cristal y por Copa frente a Mineiro, pero luego solo se ha ido en franco descenso. 
Lo de hoy en el Callao no llama la atención. Se tenía que tocar fondo y el rojinegro lo hizo. Fue la confirmación de que hay que replantear las cosas y aún están a tiempo. Aunque la Copa prácticamente ya fue, el torneo local es largo y da tiempo para arreglar sobre la marcha lo que se está haciendo mal.

Publicar un comentario