martes, marzo 01, 2016

Melgar se va despidiendo de la Copa

Foto web Independiente del Valle.
Melgar es un fantasma en la Libertadores. Una sombra que si quiera asomó la ventana para hacerse ver. No fue la Copa que Reynoso y compañía prometió, ni tampoco la que los hinchas esperaban. El 0-1 de local, la cuarta derrota de local en el recién iniciado 2016, ante Indendiente del Valle de Ecuador, selló la pronta eliminación del dominó en primera fase pese a que queda aún por jugarse tres partidos.


Ilusionados por el título 2015 y la jerarquía que ese equipo mostró, todos los arequipeños esperaban un plus en la Libertadores, pero la realidad fue otra muy diferente.
Ya ni culpando a los árbitros justifica una campaña tan mediocre en un torneo de tanto prestigio, al que se volvió luego de 32 años.
Pero el problema no es solo la Libertadores, sino también el torneo peruano y en especial la localía. Melgar no ha ganado ningún partido en casa en  tres fechas de Apertura y dos de la Libertadores. Perdió en el campeonato nacional ante Cristal (1-2), Aurich (2-3) y empató hace unos días 2-2 con La Bocana. La Copa fue un calco. Cayó ante Mineiro (1-2) e Independiente (0-1).
Qué los árbitros, qué la mala suerte a la hora de definir o errores defensivos, son excusas que de poco valen ante un equipo despintado para jugar internacionalmente.  Un penal no cobrado y un gol anulado no cambian el concepto sobre este equipo y eso Reynoso lo tiene bien claro.
El 15 de marzo Melgar visita a Independiente del Valle, luego recibe a Colo Colo (7 de abril) y cierra su participación ante Mineiro en Brasil (14 de abril).


Publicar un comentario