domingo, marzo 20, 2016

Objetivo cumplido, marchista Pavel Chihuán también clasificó a los JJ.OO. en los 50 Km.

Pavel Chihuán, el atleta huancaíno  del Centro de Alto Rendimiento de Arequipa, ha escrito una página única en la historia de la marcha peruana. Ha consolidado su presencia en los Juegos Olímpicos de Río al lograr en el Race Walking Challenger Permit Meeting de Dudince, Eslovaquia la marca mínima en los 50 Km. Marcha.

“Estoy satisfecho”, confiesa a la Exitosa vía Facebook. El tiempo que impuso (3h58m22s) mejoró el que pedía la IAAF (4h03m).
Tras la competencia regresó a su hotel junto a su entrenador Alfredo Quispe y la cusqueña Jéssica Hancco, también del Car-Arequipa. En la soledad de su cuarto, recién tomó conciencia de lo relevante de su logro.
Si ya para un atleta peruano ir a los Juegos es un sueño, este huancaíno de profesión profesor de educación física, tiene más motivos para inflar el pecho. 
Ha clasificado a Río en dos pruebas. El año pasado consiguió la marca de los 20 Km. y ahora lo ha hecho en los 50 Km. 
Como anécdota recuerda aquella vez que por falta de apoyo abandonó el atletismo en el 2011 o cuando vio por TV  los Juegos Olímpicos de Lóndres y se preguntó: ¿por qué no estoy allá?. O cuando decidió volver en el 2013 al Car-Arequipa con un objetivo: ir a Río, para demostrar que los objetivos se logran con perseverancia y mucho sacrificio.
El deporte da revanchas y lo sabe. En los Panamericanos de Toronto del 2015 una lesión lo obligó a abandonar la prueba en medio de un mar de lágrimas. Después de ocho meses le toca sonreír a flor de piel.

Han sido años de ardua preparación y las  semanas previas al Challenger de Eslovaquia han sido  de  concentración plena para continuar una rutina de entrenamientos que se iniciaban  a las 6 de la mañana con algo de kilometraje o en el gimnasio para fortalecer la nomenclatura muscular y terminaban por la tarde con más kilómetros de marcha.
Dueño de los récords nacionales de 20000 mts., 35 Km y 50 Km, solo le bastaría pulverizar la marca  del puneño Edwin Centeno (fallecido) en los 20 Km. para ser el amo de la marcha en el Perú. Ese es otro de sus objetivos por cumplir.
El binomio que formó con su entrenador de siempre, el puneño Alfredo Quispe, ha dado resultados programado y ahora los objetivos son otros.
El 3 de abril competirá en los 50 Km. marcha del Sudamericano de Marcha de Ecuador donde espera romper su propio récord nacional (3h 56m35s).
Y para los JJ.OO. tiene mejores expectativas. “¿Qué buscaré en las Olimpidas?, me quiero meter entre los 8 primeros del mundo en los 50 Km. y en los 20 Km. podría estar entre los diez mejores. Todo se puede con sacrificio”, sentenció


Publicar un comentario