lunes, mayo 09, 2016

Car Arequipa clasificó a tres marchistas a los Juegos Olímpicos de Río

Perú marcha a paso firme. El Mundial de Roma ha dado el primer campanazo de alerta de cómo se está trabajando en esta modalidad de atletismo que tiene como principales características: esfuerzo físico y extrema concentración.
De los nueve atletas nacionales que viajaron a la capital de Italia tres fueron del Centro de Alto Rendimiento de Arequipa. Dos de ellos, los cusqueños Jéssica Hannco y Luis Campos, han logrado la marca mínima para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, mientras que el tercero Pavel Chihuan (Huancayo) desde hace más de un mes ya tenía la clasificación en el bolsillo en dos pruebas: los 20 Km. y 50 Km.
Trabajo silencioso y sacrificado, sin esperar mejor reconocimiento que los resultados reflejados en el cronómetro. Así es la vida de los atletas en general y en especial de este cuarteto acostumbrado a jornadas inacabables de entrenamiento bajo el inclemente sol arequipeño.
Alfredo Mamani es el escultor de sus éxitos. Este puneño que inició el proyecto del CAR-Arequipa, el primero en todo el Perú, allá en el 2002 está cumpliendo un sueño de entrenador: tener atletas en unos Juegos Olímpicos, la élite del deporte mundial.

Por ahora lleva tres, todos marchistas, tal como lo pronóstico. “En Roma vas a ver a Jéssica y a Luis, ojo con ellos”, advirtió antes de partir al viejo continente. Los resultados le dan la razón: “Te lo dije”, dice inflando el pecho.
Jéssica Hancco, natural de Espinar (Cusco), tiene 20 años y hace más de cuatro vive en Arequipa, en el Centro de Alto Rendimiento. El año pasado logró meterse entre las quince mejores del mundo en el Mundial Juvenil donde rompió el récord nacional de los 10000 mil metros marcha.

Ahora en el Mundial de Roma terminó 29 en los 20 Km. con 1h33m20s logrando superar la marca mínima para Río (1h36m).
A Luis Henry Campos (20), también atleta cusqueño de Espinar, lo dirige desde el 2012.  Y aunque viajó con perfil bajo, logró lo que muchos solo sueñan: clasificar a los JJ.OO. En los 50 Km. cronometró 4h05m47s, bajando lo que pedía la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) que era de 4h06m.
La historia del huancaíno Pavel Chihuan es amplia. Con 30 años de edad ha sufrido todas las limitaciones y discriminaciones del centralismo dirigencial. En el 2011 se retiró por falta del año, luego de un año retorno solo para ir a Río y lo ha logrado por partida doble.
Ostenta las marcas en los 50 Km. y 20 Km.; es decir, en ambas pruebas podría competir en Río y marca un hito en el atletismo peruano porque no se recuerda a un deportistas que logre dos marcas para unos JJ.OO.


Publicar un comentario