miércoles, mayo 04, 2016

Sí, habrá purga

Si a Juan Reynoso no le tiembla la mano para postergar a quien no cumple con sus expectativas, menos aún le costará a Jader Rizqallah, el dueño de Melgar. La decisión de separar a jugadores por "bajo rendimiento" está tomada y solo se espera el receso del Clausura (del 30 de mayo al 28 de junio) para oficializar los nombres de que los que se van.

Serán cuatro jugadores los que dejen tienda dominó. Dos de ellos, se conoce en la interna del club de Calle Consuelo, serán extranjeros.
La estrategia para sacarlos es simple. Ante la imposibilidad de resolver contratos unilateralmente se les planteará el panorama: no están en los planes del técnico. Se les indicará que pasarán al equipo de reserva y que se les ha declarado transferibles para que busquen un equipo dónde anclar.
Y en otros casos se les propondrá una cantidad de dinero para romper por mutuo acuerdo el vínculo laboral.

Publicar un comentario