miércoles, octubre 26, 2016

Jader está en problemas

Jader Rizqallah, dueño del FBC Melgar, debe estar lamentando irse de boca. Y es que el empresario cuando el equipo venía golpeado por la mala Libertadores y el mediocre torneo local que cumplían, para elevar los ánimos de sus muchachos les prometió no solo darles premio si conseguían el bicampeonato nacional, sino que si ganan el acumulado les iba a dar un premio especial.

La coyuntura lo ameritaba. La intención era levantar la moral, pese a que el pedido era osado tomando en cuenta que Cristal en ese momento estaba 12 puntos sobre los rojinegros. Pero el equipo se fue recuperando y ahora  está a un punto de los lìderes y no vaya ser que en estas últimas cinco fechas den el salto al primer lugar. 

No hablan
Inexplicablemente algunos jugadores de Melgar optaron la decisión de no declarar a la prensa sin motivo aparente, aunque por ahí se supo que era por orden de su técnico Juan Reynoso que no quiere que tengan acercamiento con la prensa. Esa actitud no es nueva, el año pasado en los trámites finales también dispuso que sus pupilos mantengan la boca cerrada cuando los periodistas les pidan una opinión.
Publicar un comentario