viernes, diciembre 16, 2016

Ahora todos quieren venir a Melgar

La decisión de Jader Rizqallah sobre el plantel 2017 es clara. No se oficializarán negociaciones con posibles refuerzos en estos días; es más, a Gustavo Vivanco, jefe de equipo, que es el encargado de contactar jugadores, le ha dicho que el lunes, después de la final con Cristal, se hablará sobre ese tema. 
Varios nombres han sido soltados estos últimos días como futuros fichajes. La gran mayoría de ellos son propuestas que ha recibido el club por parte de empresarios que ven a Melgar, a diferencia de años atrás, a un club atractivo deportiva y económicamente hablando.
Desde Luis Tejada, pasando por Raúl Fernández, Diego Mayora, Wilmer Aguirre, Wilder Cartagena, Carlos Ascues, y 30 jugadores más son posibilidades que se irán descartando entre el 19 y 23 de diciembre, plazo en el que el 90% del equipo debe estar confirmado para arrancar la pretemporada el 4 de enero con jugadores nacionales y dos días después con los extranjeros.

Que quede claro que los nombres que se mencionan ahora no son novedad. Por ejemplo, el panameño Tejada es un pedido que hizo Reynoso desde el año pasado, pero que se veía frustrado por que el compromiso del atacante con Aurich. El caso de Fernández es igual, fue mencionado a inicios de temporada como posible refuerzo y también se habló de la vuelta de Ascues ante la poca fortuna que tuvo en el fútbol alemán.

Lo que quiere Reynoso para el 2017, como adelantó Ysrael Zúñiga a Deporteaqp hace unos meses, es formar un gran equipo que afronte la Copa Libertadores y así sacarse la espina de la pésima presentación del 2016.
Es por eso, que entre los nombres que maneja directamente el técnico de Melgar son jugadores nacionales de nivel selección y un par de mexicanos de clubes grandes.
Errores como los que se cometió esta temporada y que se pagaron caro en Libertadores,  no se van a volver a repetir.

La intención de Reynoso es realizar la pretemporada en el extranjero, deseo que desde hace dos años no le cumple Rizqallah. En el 2016 se pensó en México, pero antes (2015)  en La Paz (Bolivia).
Publicar un comentario