domingo, diciembre 11, 2016

En Lima, Melgar define el campeonato

Foto Click. com
El empate no era el resultado que pretendía Melgar en la primera final del Descentralizado 2016. La lógica dicta que de local el triunfo es obligatorio más aún en estos casos donde se pone en disputa un campeonato, pero como toda final el campeonato se define siempre en los últimos 90 minutos; es decir, en los partidos de vuelta. El 1-1 ante Cristal no es el mejor resultado, pero tampoco el peor, simplemente abre la posibilidad de que Melgar de, como en enero de 1982, la vuelta de campeón ante el mismo rival de esa noche: Sporting Cristal.
Los que fueron al Monumental Arequipa a ver a Melgar campeón, pagaron su entrada por una utopía. Ningún triunfo le hubiera dado por cerrado un resultado global.

La mezquindad de Cristal se refleja en números: 70% de posesión de balón de Melgar. Este equipo cervecero es tan práctico que se ha dado cuenta, al menos en los partidos de los play off, que meterse atrás también da buenos resultados y no es tan antiestético, al menos la prensa de Lima, valora esa estrategia, pero si lo aplica un equipo como Melgar u otro de provincias o hasta el mismo Municipal, serían calificados de antifútbol o equipos defensivos.
Apuntar al árbitro Carrillo como culpable del 1-1 es justificar la falta de claridad futbolística de una alineación que no se repetirá en Lima, porque en el Nacional hombres como Rodríguez, Sánchez, Zúñiga, Chávez, Carlos Fernández, etc., le darán otra cara a un equipo que necesita ganar, porque el 0-0 le dará el título a Cristal. 
El año pasado con Cristal se pensó que la llave de la final se iba a definir fácil en Arequipa tras empatar 2-2 en Lima. Pero ojo, que en Arequipa, Cristal era campeón hasta el minuto 85`, pero apareció Cuesta para conseguir el título. Una final tiene esos ingredientes y no se define en los primeros 90 minutos.
Melgar con el balón en los píes puede  sentirse tranquilo, pero no crea ocasiones de gol con defensas férreas como la que presento Soso en Arequipa. Eso explica porqué ayer Cristal tuvo las más claras, entre ellas dos disparos al palo, mientras que las del dominó se pueden contar con los dedos de una mano, y contabilizando el gol anulado a Cuesta.
El 1-1 está sentenciado, pero en Lima recién se definirá en el campeonato y ya Melgar sabe como dar la vuelta en el Nacional.
Publicar un comentario