lunes, diciembre 19, 2016

Requena, un apellido conocido en Melgar

De no mediar inconvenientes, Paulo Requena sería uno de los primeros o el primer refuerzo que Melgar oficialice esta semana.
El limeño de 25 años de edad, prácticamente cerró las negociaciones económicas con el subcampeón peruano. Es más, ya Juan Reynoso lo llamó para explicarle el proyecto deportivo 2017. Lo que queda es ultimar simples detalles, pero no será jugador dominó hasta que estampe su firma y el club lo oficialice.
Hijo del zaguero Pedro Requena, exjugador y capitán de Melgar en la década de los 90, su niñez la vivió en Arequipa y desde muy pequeño resaltó como delantero en el colegio Cedeu La Católica. Se formó en Idunsa, luego fichó por Total Chalaco y debutó en la profesional en el 2009, luego pasó a la César Vallejo donde hizo prácticamente toda su carrera desde el 2011 hasta el 2016, año en que perdieron la categoría. En Trujillo, en simultáneo al fútbol realizó sus estudios académicos de administración de empresas que concluyó satisfactoriamente, cuenta su padre, el popular "Perico".
Si en el colegio se destacó por ser un delantero espigado, mide 1.80 mts., en el fútbol profesional fue posicionado como lateral por la derecha, hasta jugó partidos como volante de contención y mixto, hasta en alguna oportunidad lo hizo como zaguero central.
"Hubo muchas propuestas, la intención era que juegue en Lima, pero la propuesta de Melgar es más interesante. Ahora la decisión final la toma él", aclara Pedro.
Paulo ha quemado todas las etapas en selecciones nacionales. Pasó por la Sub-17, Sub-20, Sub-23, llegó a la selección mayor donde, por ejemplo, viajó a la Copa América de Chile y ha sido convocado para disputar las Eliminatorias Mundialistas.
Cumple todos los requisitos que Reynoso quiere en un jugador: polifuncional y tácticamente ordenado.
Su padre, Pedro es reconocido por la hinchada de Melgar. Fue quizá el único jugador que recibió los saludos de la barra León del Sur cuando jugaba por otro equipo. Fue en 1993 cuando vestía la rosada de Boys, un año antes "Perico" capitaneó a Melgar y para hacer un poco de memoria, en el 6-0 a Cristal de 1992 fue el que de un certero cabezaso inició la histórica goleada. Se retiró con la camiseta rojinegra en 1997 y logró la clasificación a la Copa Conmebol que se disputó en 1998.
La hermana de Paulo, Nadia, también ha sido seleccionada nacional, pero en otra disciplina: atletismo (lanzamiento de jabalina).
Publicar un comentario