sábado, enero 28, 2017

La revancha de "Cachete"

El 2016 fue quizá el año más complicado que afrontado Ysrael Zùñiga desde que se hizo profesional en 1999. Fue una temporada para el olvido que se caracterizó por lesiones, una más grave que otra, producto de más de 27 años en la cancha, desde aquél 1990 cuando jugaba Copa Perú en su entrañable Buenos Aires de Camaná.

A mitad de campeonato del 2016, Ysrael confesó a Deporteaqp su intención de colgar los chimpunes, idea que circulaba en su cabeza desde el 2013. Pero pudo más esa sensación de revancha consigo mismo por no terminar el año como soñaba: jugando y saliendo campeón. Quizá si jugaba algunos minutos en la vuelta de la final con Cristal en Lima, hoy estaríamos hablando que Melgar tendría a Ysrael como su gerente deportivo, pero no fue así. Esa espina la lleva bien clavada en su ego.
Pasaron semanas para que el malestar se le pase. Las vacaciones lo ayudaron a despejarse y a decidir junto a su familia que pese a que este 2017 cumple 41 años, la idea de seguir jugando no era mala.
Los números son más contundentes. Cuando retornó a Melgar en el 2013 anotó en el torneo local 5 goles, en el 2014 colaboró con 14 dianas, un año después con 19, pero el 2016 solo convirtió 3 anotaciones, uno de sus peores promedios.
"Lo que me llevó a no retirarme fue que no jugué mucho el año pasado. Tuve un 2016 complicado con golpes y lesiones, pero este año empece bien desde el comienzo. Ahora estoy compitiendo en igual de condiciones con los chicos", comenta "Cachete" líder indiscutible del vestuario dominó.
La chispa no la ha perdido, tampoco su rebeldía en la cancha, pero su función desde hace varias temporadas no se limita a anotar goles sino a encaminar a los nuevos chicos, a los que lo llaman "tío". " Estoy contento, disfrutando de los compañeros, conociendo a los chicos nuevos y tratando de ayudarlos porque al final la metodología (de trabajo) de Juan (Reynoso) es un poco exigente, así que nada… tratando de ayudarlos".
Se siente orgulloso de estar físicamente a la par de sus compañeros mucho más jóvenes que él. "Incluso en pruebas físicas he salido bien, vamos a ver como me va en el año. Espero jugar toda la temporada. En las pruebas físicas he estado mejor que el año pasado. Seguramente voy a empezar de menos a más porque he estado mucho tiempo parado".
"Me siento contento y agradecido por como me tratan aquí (Melgar), me tratan muy bien se han portado de maravilla conmigo. En verdad no pensé tener el trato que tengo, como dice Juan y Jader (Rizqallah) yo tengo potestad para decidir el dìa que quiera irme del club. Por ahora Juan piensa que puedo competir y en eso estoy", finalizó.

Publicar un comentario