miércoles, mayo 10, 2017

Contentos... no tanto

Melgar clasificó a la final del Torneo de Verano, pero no hubo mucho que celebrar. Las caras de sus jugadores al final del partido fueron más de susto que de alegría, más aún cuando vieron que su compañero y portero del equipo Diego Campos, salía en ambulancia rumbo a una clínica local para que lo revisen tras caer aparatosamente de espaldas antes de que finalice el partido con Ayacucho.

"Regalamos mucho y eso es algo que no podemos hacer en final", reflexionó Omar Fernández. Tiene razón, pero Melgar no regaló la pelota porque el partido fue casi un monólogo 74% a 26%, sino ideas, dejó pensar a Ayacucho y casi le cuesta caro.
"Sirve empate, pero nos complicamos mucho cuando ellos se pusieron 2-0 adelante en el marcador.  Llegaron dos veces y nos metieron un gol, eso preocupa. Hay que correr más", sentencia Ysrael Zúñiga.
Para Emanuel Herrera, el partido fue atípico. "No sé que tiene ese arco (norte) no entra nada para mí, este es mi arco (sur). Nunca en mi carrera fallé un penal y ahora lo hago, bueno, felizmente que tuve mi revancha en el complemento y anoté", indicó el argentino.
"Volvemos a remar desde atrás, ahora alcanza, pero habrá partidos donde no va alcanzar. Hay que mejorar en ese sentido".
Finalmente para Carlos Ascues, el motivo del casi traspié dominó fue debido a que "entramos confiados, eso nos perjudicó mucho". "Felizmente supimos empatar el marcador al final".


Publicar un comentario