jueves, mayo 25, 2017

Melgar se fue goleado de la Copa Libertadores

Si Melgar puede rescatar algo positivo de su participación en la Libertadores del 2017, es el millón 800 mil dólares que se embolsó por tomar parte de la fase de grupos. Luego el saldo es negativo. Ni Reynoso ni sus muchachos tienen de dónde agarrarse para explicar una presentación tan pobre en un torneo, que por segundo año consecutivo,  les quedó muy grande.
El 3-0 que le propinó hace unos minutos Emelec fue una síntesis de lo mal que se planificó la participación rojinegra en la Copa. Tres puntos de 18 posibles y con una diferencia de goles de -8, no necesitan mayor explicación. No fue un accidente, ni una mala tarde, simplemente la realidad.
Emelec no tuvo ningún problema en maniatar a un equipo que tenía la necesidad de ganar, pero que fiel al estilo de su técnico no salió a proponer, sino a resguardarse en su arco con la esperanza de que se genere un contragolpe. Ni cuando estuvo 2-0 en contra, tuvo las agallas futbolísticas para salir a buscar el partido.
Solo en el complemento con el ingreso de Herrera, Melgar se soltó y el argentino demostró que, en esta oportunidad, más pensó en cobrarse una revancha personal con su exequipo que en trabajar para su actual casa. Se perdió dos ocasiones claras de gol por egoísta.
Nadie sabe cómo planificó el partido Reynoso y quizá ni sus propios jugadores lo saben. Y no es porque le faltaron armas en el banco, sino porque envió a un equipo alterno a hacer frente a Emelec en un partido que tenía que ganar. Quizá ya fue resignado a Guayaquil y más pensaba en el duelo del domingo ante San Martín, eso sería lo único que explicaría porque mandó esa alineación.
Melgar cerró su participación en Copa Libertadores por la puerta falsa.
Publicar un comentario