miércoles, agosto 02, 2017

El plan para el Clausura

A dos fechas para que termine el Apertura, hay dos cosas que Juan Reynoso tiene definido: los que no continuarán en el Clausura y la lista de los juveniles que tendrán la oportunidad de mostrarse.

El técnico de Melgar tiene la anuencia del dueño del club, Jader Rizqallah, para contratar lo que pida para afrontar la última parte del Descentralizado, pero pese a que el plantel será reforzado su idea pasa por soltar al ruedo a la sangre joven y dar el primer paso en el gran objetivo de club: tener un equipo formado en las canteras.
Ya con cuatro años al frente de Melgar, es momento para evaluar los resultados del trabajo realizado en las bases, es por ello que a muchos no sorprendió el debut de Paolo Fuentes la semana pasada o las continuas apariciones que han tenido Jean Valdivia, Jair Toledo o Sebastián Bravo.
Les baja el dedo
Hace algunas semanas, Reynoso comunicó al plantel que Carlos Ascues y Hernán Hinostroza no seguirán en el club. ¿El motivo? es conocido entre los que viven el día a día del cuadro dominó: indisciplina.
Y es que pese a que ambos jugadores han sido importantes generalmente en el Torneo de Verano, el técnico no digiere la falta de compromiso con el plantel. Es más, tanto al "Patrón" como al "Churrito" les dijo que podrían seguir entrenando con el equipo, pero que vayan buscando dónde anclar en el Clausura. Para Ascues no hay problemas porque tiene que regresar a su club de Alemania.
Diferente situación se presentó en los casos de Chávez, Villamarín y José Fernández, ellos le comunicaron que no querían continuar en el equipo. Es más, los dos últimos mencionados justificaron su decisión porque necesitaban más minutos en la cancha porque  "a su edad" sería muy complicado que se les presente posibilidades de contrato en el 2018. Ahora tendrán más posibilidades de jugar en Universitario, Alianza Sullana y Municipal. En los tres casos, Reynoso les dio su bendición, a ninguno trato de retener.
Al momento la relación de los que han dejado el equipo son Herrera, Chávez, Villamarín y Fernández. A ellos se sumarán Ascues e Hinostroza. Es decir, hasta el momento van seis. Pero aún faltan algunos nombres más a los que ha etiquetado como "transferibles". Entre ellos estarían Pedro Requena, Víctor Cedrón y Wilmer Aguirre.
Ojo que pese a los que muchos piensan resolver contratos no es ningún problema para Reynoso. Jader le ha dado carta libre para prescindir del que no esté en sus planes y sino se puede finiquitar vínculo en buenos términos los enviará a "la congeladora".
Uno por uno los nombres que se fueron o se irán en los próximos días tienen una característica: experiencia, que es fundamental para dar jerarquía a un equipo. Es más, algunos jugadores de peso han hablado con el técnico para solicitarle que evalúe cambiar de opinión en algunos casos, pero le comunicaron que su principal preocupación es que se está perdiendo "peso".
La respuesta fue que llegarán entre cuatro o cinco jugadores de experiencia, y que es el mejor panorama para ver lo que tienen detrás; es decir, en la reserva.
Estos últimos días los entrenamientos han estado girando alrededor de una palabra: "compromiso". El plantel en su totalidad se ha reunido y voces autorizadas como Zúñiga, Penny y Quina han repetido que se necesita "compromiso" para retomar protagonismo y pelear el campeonato, pero a la vez han recalcado que ese compromiso apunta a un problema que se ha estado presentando estas últimas semanas: "indisciplina".

Publicar un comentario