sábado, agosto 05, 2017

La bronca de Melgar

Foto Click.
A trompicones Melgar trata de cerrar el Apertura. El 1-1 de esta tarde ante Municipal deja la sensación de que el equipo de Reynoso no logra sortear los vaivenes de una interna que está movida debido a los malos momentos y a la decisión de algunos jugadores de dejar el equipo obligados, en algunos casos, por el comando técnico.

El ser o no superior en la cancha pasa a un tercer plano cuando los resultados dicen que el actual subcampeón peruano la está pasando mal y ha regalado el protagonismo que tanto le ha costado ganar.
Del gol de Mayora hasta el empate de Leudo la lectura es similar a la de todos los partidos: se pudo hacer algo más, pero no se hizo. Faltó nombres, pero sobró ganas, esa fórmula tampoco funciona ya. Se necesita alternativas, nuevas ideas que partan de la cabeza de Reynoso, pero vive cuadriculado.

El final del partido fue el desfogue de toda la tensión que se está viviendo en ese vestuario. El técnico de Municipal, Gerardo Ameli, se pasó de boquilla con Reynoso durante todo el partido.
 Antes de que el árbitro termine el partido, el  DT rojinegro se acercó a la banca de Municipal y le dijo a su colega: "con un empate no vas a salir campeón". Ameli reaccionó con insultos, lo que provocó un lógico intercambio de palabras.
Ricardo Ortega, asistente de Reynoso, junto a Muchotrigo y otros integrantes de la banca dominó intentaron calmar al "cabezón" y por poco lo logran. Es más, Ortega se acerca al comando técnico de Ameli para pedir calma, pero llega el jugador Rabanal, le pone el codo en la cara al mexicano, lo empuja y le dice unas palabras que encendieron su espíritu de guerrero maya.
Reaccionó con un furibundo cabezaso al mentón del futbolista, como el recordado de Zidane a Materazzi, que no dudó en tirarse al piso, mientras que Ortega recibía golpes de u asistente del comando técnico de Ameli.
En 10 minutos el estadio Melgar fue una caldera, jugadores, asistentes y personal del comando técnico se entremezclaron en puñetes, patadas, escupitajos, insultos, etc. Cuando la calma parecía volver, se retomaba la violencia que provocó que algunos hinchas lancen embaces de gaseosa a los pleitistas. Todo un espectáculo.
El comisario Gustavo Paniahua enviará un informe aclarando que el conato lo iniciaron los "basureros", pero si consigna que el público tomó parte de la agresión entonces el estadio será sancionado.
Publicar un comentario