La primera vez que Melgar le ganó a Alianza Lima y el gol histórico de Patato Márquez




Alianza Lima era el vigente campeón peruano cuando enfrentó a Melgar en 1966. Fue un domingo 2 de octubre cuando por primera vez se veían las caras oficialmente arequipeños y grones.

El estadio Melgar estaba repleto con más de 12 mil espectadores apretujados en sus cuatro tribunas. Otros miles se quedaron sin poder ver este encuentro. Algunos, los más arriesgados, se treparon hasta las copas de los árboles ubicados a los alrededores del recinto mistiano para ver un partido que quedó en la historia del fútbol arequipeño.

Alianza que en 1965 ganó el Campeonato Peruano de Fútbol, el torneo anterior al primer Descentralizado, llegó con todo su poderío donde destacaban apellidos como Cubillas, Baylón, Zegarra, Bazán, Lavalle, Gúzman, Cavagnari, etc.

Melgar venía de caer 0-3 en Lima ante Boys, y era imperioso ganar para reacomodarse en la tabla de posiciones. La afición arequipeña estaba entusiasmada por ver a sus muchachos frente a los campeones nacionales y no fueron decepcionados.

El partido terminó 2-0 a favor de Melgar. Anotaron el puneño Raúl, el Cholo, Rossel, quien años después vestiría la camiseta de Alianza Lima; y el ídolo melgariano Eduardo Márquez.

Sobre el segundo tanto, el del Patato, se ha construido una especie de leyenda que el mismo atacante mistiano aclara en la entrevista que le realizamos años atrás  (ENTREVISTA EDUARDO MARQUEZ).

Hinchas de antaño que vieron el partido, señalaron que Márquez se llevó a casi medio equipo aliancista desde la media cancha y que cuando anotó el arquero aliancista Rodolfo Bazán lo correteó para pegarle.

No fue así. La verdad es que Bazán al ver la genialidad del arequipeño, espero que terminara de festejar para acercarse y felicitarlo por el tanto. Lo mismo señalan las crónicas periodísticas como la de Correo.






Cuadros hizo un pase a Márquez cerca de la media cancha. Patato puso primera, segunda y tercera en un instante. Comenzó una carrera al arco aliancista. Dribleo a Guzmán, Lavalle y De La Vega. Cuando ingresaba al área grande le salió a la marca Barreto quien solo le hizo sombra hasta que sacó un furibundo remate que colocó el 2-0 cuando se jugaban los 40`ST.

De ese triunfo se habló mucho en Lima. Y ojo que no era sorpresivo, porque dos fechas atrás (sexta) Melgar había goleado a Cristal 3-0 también en Arequipa. Entonces simplemente se ratificaba el nivel de un equipo que meses después perdería la categoría por una injusticia en las bases del primer Descentralizado, pese a quedar en el puesto 8 (por diferencia de goles) de 14 equipos en competencia.

Comentarios