lunes, mayo 18, 2015

Cada vez más lejos del objetivo, Melgar empató 2-2 con Loreto

Zúñiga reclama su expulsión. Ruidíaz también entra a la pelea.
El peor escenario que en algún momento pensó vivir Juan Reynoso en Melgar se hizo realidad tras el partido con Sport Loreto. El 2-2 fue tan duro de asimilar, que no le quedó motivos para ver el "vaso medio lleno", ni las fuerzas para sustentar su política de rotación. Se fue de la cancha del "Monumental Arequipa" entre insultos desmedidos que bajaron de la tribuna, su bronca luego la reflejaría en el vestuario pero no quiso hacerla pública y por eso canceló su habitual conferencia de prensa.

Aún no define qué dolió más, la incapacidad de no ganar un partido del que no se esperaba otro resultado que no sea el triunfo o la reacción de la hinchada.




De cualquier ángulo que se le mire, la culpa no nació del rival ni de la tribuna. Su origen estaba en él y en un equipo al que las exigencias le quedan grandes. 
Nuevamente la atención se quiso desviar a un mal arbitraje, pero el "pito" con todos sus errores no puede ser justificación de un equipo que salvo el 3-0 en Huánuco, ha ganado pasando susto. 
De Melgar se espera mucho más de lo que da. Su talón de Aquiles es haber conformado un gran equipo que aún no funciona como tal. Porque a estas alturas muchos ya pensaban ver algo más que jerarquía individual, se prometió vértigo, marca, fútbol, pressing, y lo que se ve es un equipo que se limita hacer lo que le permite sus rivales.






Esta tarde, Sport Loreto le cedió terreno y el dominio del balón a Melgar a la espera de su propuesta. El 70% del partido, el dominó la pasó en terreno selvático, pero cuántas ocasiones de gol de crearon, cuántas veces se disparó al arco de Rivera, muy pocas.
Hay muchas contradicciones que comienzan por esa política de rotación que parece que Reynoso la tomó como cábala. Desde que ganó en Huánuco (segunda fecha del Apertura) no ha medido sus cambios. En ese partido metió siete variantes tomando en cuenta el debut ante San Martín en Arequipa que también terminó empatado (1-1). En Huánuco práctico 7 cambios y se impuso 3-0, luego en Arequipa ante Huancayo hizo 9 y ganó (1-0); en Cusco ante Real también realizó 9 pero se perdió (0-1) y hoy mandó 9 y empató (2-2).
Qué ganó con esa rotación. La excusa es evitar lesionados ante la seguidilla de partidos pero como ha pasado esta tarde lo que se logró fue perder puntos.
Melgar no jugó mal. Tuvo posesión del balón y del terreno, pero no fue equilibrado al punto de que el mejor hombre de la cancha fue el joven portero Medina que recibió dos tantos pero atajó un penal a Neyra (38´), y sacó tres pelotas de gol. 
La mirada se trata de desviar al árbitro, pero ¿fue tan maliciosa su participación como muchos quieren creer?. Espinoza no validó una jugada que terminó en gol válido de Uribe, después sacó la roja a Lampros (38´) por una falta dentro del área a Cruzado, expulsó a Zúñiga por un codazo a Rivas (80´) y no cobró una supuesta mano de Cruzado en el segundo tanto de Loreto (81´). Todas jugadas claves, pero el no tuvo la culpa del letargo y la parsimonia de un equipo que tuvo el control del partido pero que no tuvo contundencia para pisar el área rival.
Los primeros 45´, Reynoso los regaló y Loreto aceptó el regalo, aceptó su papel de "chico" y se replegó. Salió en contragolpes y uno terminó en un penal errado por Neyra. Hizo su trabajo como equipo sin protagonismo.
En el complemento puso a Zúñiga y Ruidíaz como para corregir errores pero el equipo, ya con diez hombres, no experimentó mejora pero tampoco pasaba peligro porque Loreto ni con su once completo salió de ese papel del "más débil". Siempre se replegó, siempre espero y Melgar nunca encontró la claridad colectiva para crearle peligro concreto.
Pero apareció el chispazo de fútbol de Montaño. Se sacó tres hombres con un amague, se la pasó larga a Fernández que sacó un centro que agarró a Zúñiga solo en el segundo palo para que anote el 1-0 y su tanto número 90 con la casaquilla rojinegra. 
Solo así se encontró el gol, con una inspiración individual, con una jugada de otro partido. 
Con el marcador en contra, el técnico César Tabarez recién reaccionó. Mandó a la cancha a Juan Pablo Vergara que desde que ingresó probó a Medina desde fuera del área. A los 71´con plena licencia de la defensa que nunca salió a la marca, lanzó un bombazo de unos 20 metros que se clavo en el ángulo superior izquierdo del arco. Golazo que fue el chispazo para que Reynoso comenzara a desesperarse.
Espinoza a los 74´sacó la roja a Reina por doble amarilla. Loreto no tuvo ni tiempo para ordenarse porque de ese tiro libre nació el gol de Uribe. Montaño manda el balón al segundo palo para que el lateral de un potente frentazo coloque el 2-1.
Faltaban quince minutos de partido pero Reynoso no se percató que el rival con un poco más de presión cedería otro gol pero pudo más su mezquindad. Metió a Villamarín por Arce para asegurar su defensa así pensó cerrar el partido pero Zúñiga le diría que no.
"Cachete" no soportó una falta de Rivas que Espinoza no cobró y en la siguiente jugada le metió un codazo, roja directa a los 80´ y a los 81´, Cruzado puso el 2-2.
En los 14 minutos restantes, el árbitro dio 5 de reposición; Melgar fue incapaz de hacer daño al arco de Rivera. Solo Ruidíaz metió un remate que pasó desviado, luego nada de nada. 
Pitazo final y lo primero que hizo Reynoso fue buscar a la terna de árbitros, mientras los hinchas despedían a los jugadores entre pifias e insultos. El mexicano Ricardo Ortega, asistente técnico, se agarró boca a boca con los hinchas, hasta los recogebolas reaccionaron. Se creo un mal ambiente producto de la frustración de ver cada vez más lejos la posibilidad de campeonar.
Tras el partido, el plantel se dirigió al local del club para almorzar con Carlos Delgado, empresario dueño de Image que es la empresa que rige los destinos futbolísticos de Melgar.
Mañana, lunes, entrenan y por la tarde viajan a Lima donde el martes enfrentarán a Universitario. Retornan el miércoles para esperar a Cristal el sábado y luego ingresarán a un largo receso por la Copa América.
Melgar formó con Medina, Uribe TA, Schuler, Lampros TR, Minzum, Hernández, Arias, Montaño, Arce, Fernández y Gonzáles Vigil. Cambios: Zúñiga TR x Hernándezm Ruidíaz x Gonzáles Vigil, Villamarín x Arce.
Publicar un comentario