lunes, mayo 04, 2015

El proceso concursal en Melgar es un fracaso

Melgar vive una realidad ficticia. Camina sobre una endeble estructura de fibra de vidrio que en cualquier momento puede resquebrajarse y poner fin a un negocio donde el club tiene todo por perder.

El proceso concursal al que se allanó en abril 2012 ha resultado un fracaso. Melgar mantiene intacta una deuda su asciende a los 4 millones de soles y que recién desde enero del 2016 comenzará a pagar según el plan de reestructuración económica aprobadó en marzo del 2014.
El espíritu del proceso concursal era arreglar y sincerar económicas pero en Melgar no se ha cumplido. Este año se ha armado un “dream team”, con un costo impensado para club deudor, aproximadamente la plantilla es de 250 mil dòlares.


Lo que están haciendo para mantener esta burbuja de aire es prestarse dinero. Desde el 2013 lo hace Jader Rizqallah. Solo ese año prestó más de un millón de dólares que en julio de este año se cancelará usando el pago de los derechos de transmisión del 2015 (millòn 590 mil dólares).
La incursión el año pasado de Inversiones Melgar SAC, empresa que se creo con un capital de mil soles y que compró el 70% de la deuda de la Sunat (màs de 3 millones de soles), falicitó un plan muy bien armado al que Indecopi le dio su bendición.
Inversiones Melgar tomó el control de la Junta de Acreedores y por ende del futuro del club. Aprobó un plan de reestructuración que la misma Sunat observó porque no había fundamentos para postergar un año y ocho meses el inicio de pago de la deuda por la cual el club fue intervenido.
Fue esta la que también aprobó la figura jurídica de Asociación en Participación que el 11 de setiembre del 2014 en el salón Vip de Club Internacional, se hizo pública.
Aquella noche con la venia del técnico Juan Reynoso y de Josè Suárez, administrador del club, se oficializò el ingreso del grupo International Managers Agency S.A (Image) que junto a Jader y durante cuatro años tendrán en sus manos el destino del club.
Melgar le ha cedido todo lo que tiene (el contrato de derechos de transmisión de màs de 18 millones de dólares hasta el 2022), la explotación del local de Consuelo y el terreno de Mollebaya, los signos distintivos del club, la taquilla, etc.
¿Què gana el dominó?, simplemente tener liquidez para terminar los años en azul (La Asociacion aporta un millòn de dólares para cubrir algún déficit) y la “tranquilidad” de seguir teniendo disponibilidad de dinero, eso sí todo es prestado.

Esa es la realidad de un club que dejò ser de arequipeños.
Image en Melgar
El grupo Image que maneja el empresario arequipeño Carlos Delgado no es nuevo en esta fórmula de invertir en clubes de fùtbol. En el 2001 lo hizo en el recien ascendido Bolito de Tacna.
La misma fórmula la aplican a Melgar. El proyecto gira entorno a la explotación de la franquicia del fùtbol profesional, juvenil e infantil, y por ende del material humano como principal capital.

La idea es buena. Melgar será la aduana para que salgan jugadores al extranjero y dejen dividendos al club. No es la primera vez que el club sirve de trampolín, lo hizo con Ysrael Zúñiga al Coventry de Inglaterra, también Alejandro Mulet, Frank Palomino  y Paùl Cominges al fútbol griego.
Publicar un comentario