lunes, septiembre 07, 2015

¡Estafados!

Carlos Gil estafó a todos en Arequipa. El empresario no solo no cumplió con pagar a los clubes Alianza Lima y Universitario lo que provocó que no se juegue el Clásico programado para el domingo, sino que tampoco lo hizo a la UNSA que cedió su estadio, ni al personal que contrató para controlar el ingreso, los responsables de la venta en ventanillas ni mucho menos al personal de seguridad.

El promotor no solo permitió que los hinchas ingresen al coloso agustino pese a que desde el sábado se sabía la negativa de Alianza Lima y Universitario por no afrontar el compromiso sino se les cancelaba lo pactado.
Es más, Alianza Lima ni se molestó en ir al estadio sino que entrenó por la tarde en el Club del Abogado, mientras que Universitario programó su práctica en el Monumental.
Los únicos que no sabían que el partido no se daría eran los espectadores que seguían ingresando ilusionados de ver un Clásico Peruano.
Fue la PNP por orden de la fiscalía de Prevención del Delito la que tuvo que ponerse drástica para desalojar las graderías, mientras que a los alrededores del estadio vándalos creaban zozobra con grescas entre hinchadas.
En junio tampoco se jugó este Clásico debido a que Gil no logró recaudar dinero para pagar los pasajes a los equipos limeños. Ahora sí los consiguió pero no tuvo para pagar el resto del contrato.
Publicar un comentario