domingo, abril 10, 2016

Se le agotó la paciencia

Melgar es un negocio. Sino funciona pierde esa condición lo que obliga a tomar medidas correctivas de nivel empresarial, así lo ve Jader Rizqallah, inversionista y dueño del club. Es por eso, que reflejando ese carácter temperamental que tiene, puso sobre aviso al plantel dominó: sino ganan a Real Garcilaso (18 de abril), varios pueden ir armando su maleta.

Tras la derrota (1-2) ante Colo Colo por Libertadores que colocó a los rojinegros entre los peores equipos del torneo, el empresario de ascendencia árabe ingresó a vestuario y descargó toda su impotencia.
No los condicionó a que logren un buen resultado ante Mineiro, en el último partido de Libertadores; porque sería sumamente injusto pedir que reaccionen en Brasil cuando en casa no lo han hecho. En ese sentido ha sido realista.
Pero sí les advirtió que están obligados a ganar a Real en Arequipa, que es algo más razonable, porque sino tomaría medidas correctivas: purga.
Y aunque contractualmente es complicado desprenderse de los futbolistas desde que se sacó ese articulado de "bajo rendimiento", hay otros métodos para que salgan del equipo como ser postergados a la reserva o simplemente expectorarlos del primer equipo.
Lo que está descartado es sacar a Juan Reynoso. El técnico dominó es parte de este proyecto. Solo se irá cuando él lo decida y no cuando los resultados lo manden.


Publicar un comentario