viernes, septiembre 23, 2016

Reynoso ya arma el plantel del 2017, pero...

Foto prensa Melgar.
Juan Reynoso no se queda en Melgar. En su cabeza no existe la palabra renovación, pese a que – fiel a su estilo de trabajo – ya esté armando el guion que la administración rojinegra debe seguir en el 2017.

Y no es una decisión infranqueable, es simplemente que en estos momentos esa posibilidad no existe para el técnico limeño que según sus allegados se siente muy cómodo en  Arequipa, pero es consciente que hay ciclos que tienen que cumplirse.
A estas alturas, lo único claro que tiene Juan es que no va a dirigir a Perú a otro club que no sea el dominó y es que pocos le pueden si quiera igualar lo que le han dado estos tres últimos años, que no solo se reflejan en una buena billetera para sustentar su plan de trabajo sino la plena libertad para decidir.
A Reynoso no le gusta improvisar es por eso que ya está armando el equipo de la próxima temporada, no quiere que – en caso no siga – a la administración se le haga complicado armar un plantel.

Ya Ysrael Zúñiga hace unas semanas, cuando anunció que se retiraba este año, adelantó que el técnico  estaba armando el equipo para el 2017 y que sería un “equipón” porque hay muchos jugadores de clubes grandes que ya han sido contactados para "ponerse la rojinegra".
"El equipo del 2017 será diferente al de este año", lanzó el camanejo. Se quedará un gran número, pero con algunos los planes son diferentes. En vitrina ya están los nombres de Arias, Loyola, Fernández, Cuesta y otros, pero solo para el mercado internacional.
Otros en cambio, tendrán que dejar el plantel porque no están dentro del plan Reynoso.
El objetivo primordial este año fue llegar por lo menos a cuartos de final en la Libertadores y la campaña fue un fracaso. Juan sigue con esa espina clavada y se la quiere sacar logrando el bicampeonato nacional o por lo menos logrando cupo a Libertadores.
A estas alturas hablar de renovación es hasta arriesgado. El técnico al menos, no tiene la intención de escuchar esa propuesta hasta diciembre. Ojo que el año pasado pese a lograr el campeonato recién la primera quincena de abril dio el sí para quedarse un año más, esta parece que será la tónica que lo caracteriza. 

Pero diferencia de su entrenador, el futuro de “Cachete” está virtualmente definido. Deja el fútbol, pero no Melgar donde cumplirá  una labor parecida a la de un gerente deportivo.
Publicar un comentario