viernes, septiembre 23, 2016

Rodríguez se suma a la armada rojinegra

Rodríguez junto a Vivanco, jefe de equipo. (Foto Arturo Arana)
Bien dicen que en el fútbol nada está definidio, mucho menos cuando de contrataciones se trata. El defensa Alberto Rodríguez el sábado tácitamente descartó fichar por Melgar, pero ayer fue presentado con su nueva camiseta: la rojinegra.

A sus 32 años, se encontraba sin equipo. No llegó a ningún acuerdo con Cristal ni tuvo opciones de jugar en el extranjero, en esa coyuntura le llegó la propuesta del vigente campeón peruano,
53 veces seleccionado nacional, titular en la Copa América Centenario, su carrera en Perú la realizó en Cristal donde fue campeón nacional el 2002 y 2005, campeón del Apertura 2003 y campeón del Clausura 2004. Jugó seis años en el Sporting Braga de Portugal (2006-2011),  club con el que campeonó en la Copa Interloto del 2008. Después tuvo pasos importantes por Sporting de Lisboa y Rio Ave.

“Me veo campeón”, resumió al terminó de la conferencia de prensa que sirvió como marco para su presentación.
Llegó pasadas las once de la mañana y luego de instalarse en el hotel Libertador se reunió con su técnico Juan Reynoso. “Hablamos de temas personales y también del equipo”, confesó.
“Espero volver a la selección, pero eso dependerá de volver a tener regularidad en Melgar y para eso voy a trabajar”, señaló.
"Muchos me preguntan cuándo llegaré a mi mejor momento, bueno creo que en la Copa América estuve en buen nivel. Todo depende de la regularidad que tenga para agarrar ritmo".
¿Qué gana Melgar con su llegada? mucho en varios aspectos. En primer lugar y uno de los motivos principales de su contratación es que le da jerarquía a un equipo que necesita en su defensa de renombre nacional y el "mudo" lo es. Aporta experiencia de 13 años como futbolista profesional (debutó en el 2004 en Cristal), en la zaga se ubica bien, tiene fuerza, tiene gol (23 como profesional), trata de anticipar, pero como es lógico sufre en los manos a manos con jugadores veloces y hábiles. En la final del año pasado, Cuesta y Fernández lo tuvieron desorientado en el "Monumental Arequipa". Tiene más pro, que contras, para afrontar la recta final del campeonato peruano.
Prometió “defender a muerte” a su nuevo equipo y recalcó que “estar en Arequipa ya es agradable”.

“Me veo a fin de año campeonando con Melgar”, sentenció. Su contrato es hasta diciembre, luego se verá si le proponen renovar o lo dejan libre.
Publicar un comentario